top of page
Buscar

REINVENTANDO LA DIVERSIDAD(el poder de los sesgos inconscientes)

Diversidad es invitarme al baile. Inclusión es invitarme a bailar. (Heidi Grant-Halverson Ph.D at Neuroleadership Institute)


¿Qué es lo que hace que sea tan difícil incluir la diversidad como un valor en las organizaciones? ¿ qué supone reconocer el valor de la diferencia? ¿cuáles son los miedos que subyacen ante los cambios? ¿ qué es lo que realmente nos hace diferentes? En definitiva ¿cómo podemos construir juntos una empresa en la que toda la diversidad sea respetada, encontrando su espacio y sea utilizada activamente?


Estas son sólo algunas de las cuestiones a las que nos enfrentamos los profesionales y las empresas si queremos de verdad alcanzar el éxito, tanto personal como organizacional. Hasta ahora las aproximaciones empresariales a la gestión de la diversidad se han centrado en las dimensiones visibles dejando de lado sus dimensiones invisibles (antecedentes personales, experiencia profesional, habilidades sociales, valores y cultura...). Propongo estudiar las auténticas razones de estas resistencias, para desarrollar acciones positivas que nos permitan alcanzar los objetivos deseados.




Imagina a una mujer, musulmana, pañuelo sobre su cabeza, gafas de pasta de un azul muy oscuro, larga túnica de color granate,…trata de visualizarla con el máximo detalle y dime…¿a qué crees que se dedica? ¿es una madre, una refugiada , una victima de la opresión o una cardióloga reputada, abogada….? ¿qué otras preguntas vienen a tu cabeza?¿pasará calor con esa túnica? ¿su marido la obligará a llevar este traje?. Es muy probable que lo que el mundo espera de ella dependa en gran medida de un trozo de tela para envolver la cabeza. ¿Y si te digo que es ingeniero de coches de carreras o ingeniero jefe en una explotación petrolífera? ¿Te sorprendería? ¿Por qué?


Esa sorpresa y los comportamientos asociados a ella son producto de algo q se llama sesgo inconsciente y está directamente relacionado con la falta de diversidad en nuestras organizaciones. Estos sesgos impiden la toma de decisiones con objetividad y están basados en estereotipos, prejuicios y elementos de diversidad no visible. Lo que es correcto y clave para cada uno, es su propia percepción de la realidad y puede no ser igual en el caso de otra persona. Se trata en definitiva, de mirar más allá de lo obvio.


¿Qué son los sesgos inconscientes? Es cuando asociamos las cosas sin darnos cuenta, porque crecimos en un mundo llenos de estereotipos y filtros y eso inconscientemente afecta nuestras decisiones conscientes. Digamos que son tendencias y comportamientos que marcan la forma en que las personas interpretamos la realidad. Se van creando a lo largo de toda nuestra vida, en casa, en el colegio, a través de nuestras relaciones, experiencias, prensa, medios de comunicación…





Un matiz importante es que el sesgo inconsciente no es lo mismo que la discriminación consciente. Todos tenemos nuestros prejuicios y a través de ellos vemos el mundo que nos rodea. El sesgo no es una acusación pero tiene que ser combatido. Puede ser sobre casi cualquier cosa: la raza, el género, la clase social, la religión, la educación, la cuenta bancaria, el gusto musical, la discapacidad. El hecho es que todos tenemos prejuicios sobre lo diferente.


Si queremos vivir en un mundo de igualdad de oportunidades cada uno de nosotros tenemos un papel que jugar en asegurarnos que el sesgo inconsciente no determina nuestras vidas.


Si buscamos una explicación más sólida a esta forma de comportarnos, la neurociencia nos dice que el cerebro no está diseñado para buscar la verdad, su función vital es la de sobrevivir. Por eso, trata de convencerse siempre de la opción más cómoda, la que se ajuste mejor a su propia realidad. Esos mecanismos destapan la habilidad para caer fácilmente en estereotipos y prejuicios.


Nunca subestimes el poder del subconsciente. La parte del comportamiento que se rige por el subconsciente es tan grande…y yo me pregunto ¿por qué la consciencia debería tener más razón que la inconsciencia? ¿qué podemos hacer? Antes de responder a estas preguntas quiero contarte un poquito más acerca del subconsciente.


Solamente tenemos una mente, que posee dos esferas de actividad: consciente y subconsciente. Tú eres como un jardinero, que está plantando semillas todo el día – en forma de pensamientos- en tu subconsciente – tierra-. Tal como siembras en tu mente subconsciente, cosecharás el ambiente que te rodea. Por este motivo es esencial que te hagas responsable de tus pensamientos ya que tu subconsciente no cuestiona la calidad o idoneidad de las semillas que siembras, simplemente las acepta. Conocer la interacción de la mente consciente con la subconsciente te va a preparar para transformar tu vida.




Recuérdalo, es tu mundo interior, pensamientos y sentimientos, el que crea tu mundo exterior. Somos, por tanto, lo que vivimos y pensamos. Y cambiar nuestra manera de vivir y de percibir el mundo es la clave para transformarnos y transformar nuestro entorno. Y…¿sabes que? Que un porcentaje altísimo de la vida mental es subconsciente! Por lo tanto…si cambiamos las percepciones que tenemos en el subconsciente, cambiará nuestra realidad .


Todos los seres humanos tenemos sesgos. Pensamos que tomamos decisiones de manera congruente con nuestras creencias conscientes, cuando de hecho, es nuestra percepción inconsciente quien está al mando de todo. La atención es el lenguaje de diálogo entre consciente y subconsciente.


Si queremos alcanzar como directivos u organizaciones los beneficios de la diversidad, debemos alcanzar un mayor estado de “atención” . Entrena tu atención.


Gestionar estas diferencias no es responsabilidad de uno, sino de todos. Ábrete a la multiplicidad de historias, porque la historia única crea estereotipos. El problema que tienen los estereotipos no es que sean falsos, es que son incompletos.


En definitiva, valoramos la diferencia pero también nos da miedo.


La diversidad está mucho más cerca de lo que pensamos. Podemos pensar que no tiene nada que ver con nosotros pero todos somos parte de este sistema y todos podemos ser parte de la solución. La falta de oportunidades en las organizaciones y en la vida, tiene mucho que ver con los sesgos inconscientes. Te animo a cuestionar tus creencias, tus juicios, a poner más consciencia en tus sesgos, a mirar más allá de tus percepciones iniciales.


Seguir avanzando en el ámbito de la diversidad depende de ti. Sentir que pase lo que pase fuera, tú hiciste lo posible.






Silvia Escribano


CEO&CO-Founder de HUMAN BLOOMING




28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page